05 febrero 2007

factores internos vs. factores externos

es verdad que no seré ninguna de las cosas que siempre he querido ser. supongo que los sueños se fueron esfumando hace tiempo ya, y que de un tiempo a esta parte, ni lejano ni cercano, han emprendido un ritmo vertiginoso, se han precipitado al vacío por sí mismos o con alguna ligera ayuda.

estoy escribiendo por obligación autoimpuesta, y con pésimo resultado. sólo intento dar señales. no es en ese caso ningún mensaje subliminal a nadie. sólo quiero recordarme de vez en cuando, porque el resto ya sé que lo hace.

de acertada y comedida creo que bastante poco.
he entrado en conflicto con lo mucho que puede significar algo para una persona, y lo poco que puede ser eso mismo para otra.

3 comentarios:

Stivie Y dijo...

Neñe.. que feo queda el contador ahi donde lo has puesto :P

novi_ta dijo...

puede que el destino no exista, que desde el día en que nacemos toda nuestra vida está ya planificada de forma que aunque nosotros queramos hacer algo no podremos nunca conseguir hacerla

Anónimo dijo...

INSUFICIENCIA DE LA TEORÍA

la RAE define teoría como conocimiento especulativo con independencia de toda aplicación.

todos los hombres han venido desarrollando su inteligencia desde su nacimiento, si esto es así, innegable por ninguno, mi pregunta es: porqué nos paramos a pensar y pensar en un determinado asunto, sin aplicarle la parte práctica del mismo? esto no es usar realmente la inteligencia sino que es una función casi mecánica de nuestro cerebro, casi autómata.
si sabemos que lo relevante es la utilización de la inteligencia que cada uno dispone para resolver nuestros problemas, de qué sirve girar y girar en torno a una situación de la que creemos no saber salir.
no tengo respuesta.

por tanto, y más aun teniendo en cuenta que es eso precisamente lo que nos hace seres superiores, dejemos de comportarnos de manera irracional ante las dificultades (ante las que muchas veces nos situamos por nuestros propios actos), dejemos de pensar en teorías inutiles sobre si nuestra existencia tiene sentido, o si alguien nos la encamina, o discusiones similares.

mi idea es que no dejemos huerfana a la teoría sin darle una aplicación y de este modo aprovecho para animar a todos aquellos que recientemente han decidido pasar a la acción y dejar de autocompadecerse por lo que la vida les devuelve. asímismo quiero criticar a los que como yo en el pasado, hacía un uso abusivo de las teorías y no acudía a lo empírico, ambas necesitadas de equilibrio, pero a mi parecer mucho más necesaria y útil esta segunda que aquella que sólo nos permite tener una visión de las cosas de un modo especulativo sin ninguna aplicación y por ello sin ningún resultado.