26 octubre 2009

por tradición


sobrevivir a tu indiferencia es un milagro
y soportar un rostro de piedra es tan pesado
no hay forma de enderezar nuestros defectos
al fin y al cabo no somos más que un par de extraños

por favor alza la vista
y observa bien que
aun no es tan tarde
es bien fácil

te cojo mal, no te apetece hablar de nada
no me darás el brazo a torcer, esto es un drama
caes en el error de dar un valor a lo superfluo
me marcharé y aquí estaré cuando despiertes

nada más que silencio y joyas
y ahora tú te preguntarás
¿dónde está?

aquí me encontrarás, ausente
aquí me encontrarás, valiente
aquí me encontrarás



1 comentario:

Sonia Caliani. dijo...

La he descubierto hoy, y me encanta.
Describe tan bien cómo estoy ahora...