23 abril 2008

así que ves fantasmas

vi tus fantasmas llegar mientras te reías.
no fui tan cruel, eras tú quien más daño hacía.
serás medicina, mi salvavidas,
si pides deprisa ¿qué das?

cambias, ahora cambias,
yo no puedo hacer más.
cambias, siempre cambias,
no sé cómo acertar.
cambias, ahora cambias,
más no..

nunca creí en los astros ni en tus pamplinas.
dame y daré mucho más de lo que imaginas.
si no doy más pistas di tú en quién piensas
así no es la vida, hay más.

2 comentarios:

Walterio Malatesta dijo...

Hola, otra vez vuelvo ha dejarte unas lineas en este tan apañado lugar encendido.
Por lo que he podido leer aqui los espectros se ven, como en cierta obra de teatro creo que llamada Don Juan Tenorio, que siempre se representa los dias de difuntos.
Ahí aparece Don Juan ante la tumba del comendador, el padre de Doña Ines, a invitarle a Cenar, como es normal y educado, el espectro aparece en el agape.
No hay que llamar a los fantasmas por que, con toda seguridad, suelen aparecer y la verdad es bastante desagradable.
Por tanto no es noble y castellano, afrentar a una dama y luego irse de parranda con fantasmas pues la noche le puede llevar a lugares bastante oscuros y como decia un tal Dinio "La noche me confundeee".
PD: Desenfoca, o no veras bien, tu tienes un gran angular, aprecia la perspectiva.

Pablo Esteve dijo...

Descubrí hace cinco minutos tu blog atraído por ciertas referencias fílmicas. Tengo aún que leerte con calma y pensar Madrid con más colonia de niñas imantadas o de niños con pompas de jabón.
un saludo casi oceánico
ángel
p.e.